La casa

Un lugar perfecto para el descanso, rodeado de aire puro, naturaleza y patrimonio cultural.

interiores

En el interior del Hotel podemos distinguir entre las zonas de uso común y las habitaciones propiamente dichas, que lógicamente son de uso privado. La zona de ocio se ubica en el salón, que cuenta con una zona de butacas, chimenea de leña y una serie de juegos de mesa y biblioteca para disfrutar de la lectura o de un buen rato de conversación.

A su lado se encuentra el comedor, que es un entorno excelente para disfrutar de nuestros deliciosos desayunos.

A través de un suelo acristalado, se puede observar el cauce del río y las truchas que habitan en él.

exteriores

La fachada exterior del molino es la de una construcción típica de la zona, de piedra, ladrillo y madera. Consta de unas amplias zonas ajardinadas y de esparcimiento de 1500 m2, repartidos en un cuidado jardín, dónde se puede disfrutar de un excelente porche con terraza de verano, junto al río Rivera. También dispone de una zona de aparcamiento.